Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios. Para más información clic aquí.

Categorías

Envío Gratis

Maquíllate según tu tipo de piel

Maquíllate según tu tipo de piel

Para algunos el maquillaje no es más que aplicar unos cuantos productos en el rostro y listo, pero vaya que no es así, ¡vamos, es casi una ciencia!, ¿o no? Te mostraremos lo interesante y metódico que puede ser, porque no todas tenemos el mismo tipo de piel y debes seleccionar lo que mejor se adapte a ti.

Lo primero que debes hacer es determinar qué tipo de piel tienes:

Piel normal:

Si tu rostro es suave y terso, sin erupciones y con poros cerrados, entonces, tu tipo del piel es normal. Lo cual es muy bueno ya que puedes utilizar casi todo tipo de productos y lucir increíble en todo momento.

Piel grasa:

Se caracteriza por ser resbaladiza y gruesa, con poros abiertos y aspecto brillante. Con este tipo de piel debes ser muy cuidadosa con los productos que utilizas ya que pueden incrementar la luminosidad de tu rostro.

Piel seca:

Su textura es áspera y delgada, se siente muy reseca y se ve opaca y con poros cerrados. Este tipo de piel puede ser un problema a la hora de maquillarlo, pero tranquila, basta con usar productos que humecten, como bases líquidas o sombras en crema. También puedes usar productos naturales para ayudarte a humectar, como el té verde.

Piel mixta:

Este tipo de piel es bastante complicado ya que puede ser brillante y con poros abiertos en un sector y opaca y con poros cerrados en otro, por lo que para maquillarlo necesitarás, además de paciencia, productos con distintos componentes según el área, ya que si no, puedes resecarla más o hacerla más grasosa.

Piel sensible:

Este tipo de piel se irrita con facilidad y presenta muchas erupciones, por lo que te recomendamos que uses maquillaje orgánico o natural, para evitar agravar el problema.

Según tu color de piel, ¿cómo escoges el maquillaje?

Lo primero que debes saber es que si vas a usar corrector de ojeras, el color debe ser un tono más claro que la base de tu maquillaje, la cual debe ser del mismo color que tu piel. Recuerda no probar los tonos en tus manos sino en tu rostro, así podrás ver realmente qué tono se adapta mejor a tu piel.

Con un polvo bronceador puedes contornear tu rostro representando un “3”, donde pasa desde la frente a tus mejillas pasando por la sien y luego a tu barbilla pasando por tu mandíbula, así le darás más profundidad al rostro y más color.

Usa una máscara de pestañas que resalte tus ojos, hay otras tonalidades además del negro y el marrón. Usa el color del iris de tus ojos para que resalten mucho más.

Si tus labios son muy voluminosos, usa pinturas que eviten que visualmente se vean más grandes, tal como lo hacen los tonos brillantes; la tonalidad la escoges tú, pero si tus labios son pequeños o finos, te recomendamos no usar pinturas mate y con tonos muy claros.

Dejar una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Website: (sitio url conhttp://)
* Comentario:
Tipo Código